Estas son las recomendaciones del SACYL referentes a las vacunaciones en adultos. La información que se muestra es la misma que se muestra en la web del SACYL:

Tétanos – difteria

  • Adolescentes y adultos que no hayan sido previamente vacunados o que lo están de forma incompleta.
  • En personas que han recibido una vacunación completa, según el calendario infantil (6 dosis) se recomienda la administración de una única dosis de recuerdo en torno a los 65 años.
  • En personas que han recibido la pauta de primovacunación en la edad adulta (3 dosis), se administrarán dos dosis de recuerdo con un intervalo de 10 años entre dosis hasta completar un total de 5 dosis.

Un adulto que inicia la pauta de vacunación antitetánica deberá recibir un total de 5 dosis con vacuna Td para tener una protección duradera frente al tétanos y difteria a lo largo de su vida .

Triple vírica (sarampión, rubéola, parotiditis)

  • Recomendar la vacunación con triple vírica a todo el personal sanitario sin antecedentes de enfermedad ni vacunación.
  • Ofertar y recomendar la administración de una dosis de triple vírica a los adultos no vacunados o sin historia documentada previa de enfermedad y que no tengan contraindicación médica, aprovechando los contactos que realicen con los servicios sanitarios.
  • Con carácter general, se puede delimitar la recomendación de administrar la vacuna a las cohortes nacidas con posterioridad a 1971, en base a los resultados de la Encuesta Nacional de Seroprevalencia realizada en 1996.
  • Viajeros a determinados países (alta incidencia de estas enfermedades y/o deficientes programas de vacunación), y particularmente las mujeres en edad fértil, deben revisar y actualizar su estado vacunal frente a SRP antes del viaje, si no tienen antecedentes de haber padecido alguna de las tres enfermedades.

Gripe

  • Grupos con alto riesgo de padecer complicaciones gripales: Personas de 60 o más años de edad. Ingresados en residencias de ancianos o en otros centros que prestan asistencia a enfermos crónicos de cualquier edad. Personas con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares, diabetes mellitus, insuficiencia renal, hemoglobinopatías o inmunosupresión (incluyendo la originada por fármacos).
  • Grupos que pueden transmitir la gripe a personas con alto riesgo de complicaciones gripales: personal sanitario, cuidadores o convivientes de personas de alto riesgo o que prestan servicios comunitarios esenciales.
  • Otros grupos en los que se recomienda la vacunación: Personas con infección VIH. Viajeros internacionales, en cualquier época del año a los que viajen al trópico y a los que viajen de abril a septiembre al hemisferio sur

Hepatitis B

  • Población de Instituciones Penitenciarias y personal que trabaja en contacto con ella.
  • Personas deficientes mentales que están acogidas en instituciones y personal que trabaja en contacto con ellas
  • Convivientes y contactos sexuales de personas con infección aguda o crónica de virus dela Hepatitis B.
  • Hemofílicos y otros receptores habituales de transfusiones de sangre u otros hemoderivados.
  • Pacientes sometidos a prediálisis y hemodiálisis.
  • Pacientes en programas de trasplantes.
  • Personas con hepatopatias crónicas.
  • Población que cambia frecuentemente de pareja (homosexuales y heterosexuales).
  • Personas que practican punciones cutáneas frecuentes, no controladas (usuarios de drogas por vía parenteral, etc).
  • Personas que por su ocupación están expuestos frecuentemente a sangre o productos sanguíneos o fluidos corporales que pueden contener virus (personal sanitario, trabajadores en instituciones penitenciarias, trabajadores de servicios de emergencia,…).
  • Personas con infección VIH.
  • Viajeros que van desde zonas de baja incidencia a regiones hiperendémicas y para quienes hay un alto riesgo.

La determinación de marcadores prevacunales específicos al VHB no está indicada de forma rutinaria en niños y adolescentes. Esta determinación puede considerarse en el caso de adultos que pertenezcan a determinados grupos de riesgo con alta tasa de infección por VHB como adictos a drogas parenterales, personas con contactos sexuales frecuentes, riesgo ocupacional y contactos familiares de personas Ag HBs positivos

Hepatitis A

  • Personas que padecen procesos hepáticos crónicos o hepatitis B o C, aunque no tienen un mayor riesgo de infección, tienen un mayor riesgo de hepatitis A fulminante.
  • Pacientes hemofílicos que reciben hemoderivados y pacientes candidatos a transplante de órganos.
  • Familiares o cuidadores que tengan contacto directo con pacientes con hepatitis A.
  • Personas con estilos de vida que conllevan un mayor riesgo de infección: Varones homosexuales que tengan contactos sexuales múltiples, y usuarios de drogas por vía parenteral.
  • Sujetos con mayor riesgo ocupacional: cuidadores que tengan contacto directo con pacientes con hepatitis A, trabajadores implicados con frecuencia en situaciones de emergencia o catastróficas,…
  • Personas con infección VIH.
  • Viajeros que se desplazan a zonas de alta o moderada endemicidad de hepatitis A especialmente los nacidos a partir del año 1966 y si se desplazan a zonas rurales o lugares con condiciones higiénico-sanitarias deficientes.

Se recomienda la realización de marcadores previos de infección en aquellas personas que tienen una alta probabilidad de no tener inmunidad y siempre que se disponga del tiempo suficiente para realizar el estudio.

Varicela

  • Prevención primaria de la varicela en adultos y adolescentes sanos > de 13 años seronegativos.
  • Además, pacientes con alto riesgo de complicaciones y sus contactos inmediatos susceptibles sanos: Pacientes con leucemia aguda, pacientes en tratamiento inmunosupresor, pacientes con trasplante programado de órgano, pacientes con enfermedades crónicas tales como trastornos metabólicos y endocrinos, enfermedades pulmonares crónicas y cardiovasculares, enfermedad cutánea diseminada,  mucoviscidosis y trastornos neuromusculares que puedan predisponer a una varicela grave, contactos próximos sanos.

Los contactos próximos sanos seronegativos de los pacientes que tienen riesgo de padecer una varicela grave deben vacunarse para reducir el riesgo de transmisión del virus a los pacientes de alto riesgo. Estos incluyen los mayores de 1 año y el personal sanitario en contacto con pacientes de alto riesgo

 

 Enero 2012

Fuentes: SACYL