El Servicio de Farmacia tiene la responsabilidad de asegurar la existencia y provisión costo/efectiva de los medicamentos que han superado el proceso de selección en el Hospital y garantizar que los enfermos podrán recibir el medicamento o el tipo de nutrición parenteral que precisen, en las condiciones adecuadas para su utilización. Esto conlleva una correcta gestión de los stocks, los pedidos, las caducidades, así como un adecuado control presupuestario. Asimismo, realizan tareas de atención farmacéutica, monitorización terapéutica, estudios de farmacocinética clínicaensayos clínicosinformación a los pacientes, identificación y registro de reacciones adversas, petición de medicación extranjera y para usos compasivos.

El Servicio de Farmacia es el que establece sistemas eficientes de dispensación y distribución de medicamentos que garanticen la seguridad, la rapidez de actuación y el propio control del proceso de dispensación de medicamentos dentro del hospital (pacientes hospitalizados) así como para algunos pacientes de tipo ambulatorio.

Entre las funciones del farmacéutico de hospital están la elaboración fórmulas magistrales y fórmulas normalizadas, la preparación de nutrición parenteral, realización de mezclas para administración intravenosa, radiofármacos y el envasado y acondicionamiento de medicamentos en dosis unitarias.

La Comisión de Farmacia y Terapéutica se encarga de la selección de medicamentos del hospital, teniendo en cuenta al Servicio de Farmacia, ya que se deben identificar los problemas de uso inadecuado de los medicamentos, las posibles necesidades no cubiertas del servicio y a la vez impulsar el uso racional de los medicamentos. La docencia y la investigación están a su vez muy presentes en este Servicio hospitalario.