Origen del Agua de Colonia

El origen “oficial” del Agua de Colonia lo encontramos en el año 1714, en la ciudad de Colonia. Se trataba de un agua perfumada a base de esencias florales y cítricas.

El verdadero origen del Agua de Colonia se encuentra en la famosa farmacia del convento florentino de Santa Maria Novella. Las monjas de la botica preparaban desde el siglo XIV un producto llamado “Aqua Regina”.

A principios del siglo XVIII, un boticario llamado Giovanni Paolo Feminis, conocedor de la composición, estableció su botica en Colonia y en el año 1714 lanzó al mercado su versión de la fórmula florentina obteniendo un gran éxito. Con los años aparecieron en la ciudad distintas versiones del agua perfumada del boticario Feminis y con el paso del tiempo adquirieron el nombre genérico de “Agua de Colonia”.