Calendario vacunal unificado

Llevamos ya un tiempo oyendo eso de que en España tenemos que orientar las políticas sanitarias hacia un consenso nacional. Pues bien, en el caso de las vacunas infantiles incluidas en el calendario vacunal, dicho consenso se rompió en Madrid en el año 2007 .

Si bien es cierto que dicho calendario es una mera recomendación y que ninguna vacuna es obligatoria en nuestro país, no es menos cierto que en materia de salud pública debería primar el criterio común. No todos los niños de España reciben las mismas vacunas y no todos lo hacen con los mismos criterios a la hora de administrarlas.

El actual Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que dirige Ana Mato ha anunciado recientemente que sigue adelante con el calendario unificado. A lo mejor también estamos en un buen momento para conseguir una mayor transparencia en la aplicación de esta medida preventiva y se facilita el acceso de los padres, que son los tutores legales y responsables del menor, a los prospectos de dichas vacunas, algo que también es una reclamación que lleva tiempo haciéndose desde varios colectivos. No es comprensible que un medicamento, porque una vacuna lo es, no tenga la misma consideración que los que se administran ambulatoriamente. En un momento en el que se tienen en cuenta tanto los derechos de los pacientes, además de reclamar que todas las CCAA sigan el mismo calendario vacunal, también debería considerarse elderecho de los padres a la información.