Pedrada en ojo de boticario

Esta frase popular, viene a decir que algo sucede de manera muy oportuna o muy a propósito de lo que se está tratando (equivaldría a “como anillo al dedo”).

Esta es la acepción que aparece en la cita más antigua que hemos encontrado en el “Diccionario de la Lengua Castellana en el que se explican el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad,  con las frases o modos de hablar, los proverbios o refranes y otras cosa convenientes al uso de la lengua” de la Real Academia, impreso por Francisco del Hierro de 1726. (books.google.es/books)

Pero no deja de ser paradójico que también se recoja en otras publicaciones como todo lo contrario, ya que en el ojo de boticario se guardaban los compuestos más valiosos de la farmacia, incluyendo piedras preciosas (rubí, esmeralda), perlas, coral y estupefacientes empleados para la elaboración de fórmulas magistrales.